Cuando llega el otoño las plantas van al rescate

Después del verano toca afrontar los cambios de estación. A veces no son fáciles de sobrellevar y es importante saber que las plantas nos pueden ayudar con esa adaptación.

La entrada al otoño es una época ideal para preparar nuestras defensas para el invierno, así que plantas como la Equinácea (Echinacea angustifolia) o la Uña de gato (Uncaria tomentosa) están súper indicadas para ello. 

Otro grupo de plantas ideales para mantener el equilibrio durante el otoño incluyen el romero (Rosmarinus officinalis),  el tomillo (Thymus vulgaris), el ginseng (Panax ginseng) o el Eleuterococo (Eleutherococcus senticosus).   

Y para aquellos que sientan los cambios de temperatura en sus articulaciones más rápido que un meteorólogo, la planta indicada para sus dolores articulares es el harpagofito (Harpagophytum procumbens). ¡Cuidado de no exceder la dosis!

Las plantas os pueden ayudar muchísimo, pero no olvidéis consultar con vuestro médico antes de tomarlas. 

 

Basada en Madrid, España, Eva Miquel se especializa en crear remedios naturales simples y seguros para balancear y energizar el organismo. La puedes contactar via evamn@hotmail.com.